Smart Factory

Introducción

Internet de las Cosas e Industria 4.0

Son muchas las ocasiones en las que hemos leído y oído hablar de Internet de las cosas (IoT), Industria 4.0, Inteligencia artificial y demás conceptos del nuevo entorno digital al que muchas empresas se deben enfrentar si quieren seguir operando en un mercado cada día más competente y maduro para la mayoría de los sectores.

La Industria 4.0 hace uso de las nuevas tecnologías que permiten recopilar y analizar datos de máquinas y sistemas comerciales, dando lugar a procesos más rápidos, flexibles y eficientes para producir más bienes personalizados de calidad y a un reducido coste. Integra en la cadena de suministro el abastecimiento de material, almacenamiento, producción y la entrega del producto final, lo que permite a las empresas de fabricación mejorar la eficiencia operacional.

Así, el mantenimiento de los activos es un factor con un coste significativo para muchas compañías, especialmente para aquellas con una cantidad elevada de activos, cuyo objetivo es aumentar el rendimiento de estos y reducir costes. La transición de un modelo de mantenimiento reactivo a un modelo proactivo ayuda a las manufactureras a alcanzar dicho objetivo, gracias a la tecnología IoT y algoritmos predictivos evitando fallos en los activos.

Fuente: SAP. Introduction to Industry 4.0 with SAP Connected Manufacturing

 

Smart Factory. El futuro de la fabricación automatizada

La implementación de una infraestructura de fabricación más inteligente permite a las fábricas un amplio conocimiento del rendimiento de los activos de la empresa. En particular, el acceso en tiempo real a la información de toda la planta proporciona a los responsables del mantenimiento, una capacidad de monitorización mejorada de las condiciones de fabricación. El acceso a la información de activos puede, además, optimizar el rendimiento de producción en fábrica.

Toda la información de planificación, producción, almacén y mantenimiento puede almacenarse en los sistemas “en la nube”, a los que otros dispositivos y sistemas pueden acceder constantemente para obtener nuevos detalles y actualizaciones. La “fabricación en la nube” abre nuevas prácticas de trabajo, como las telecomunicaciones y el trabajo remoto a los empleados de la fábrica. Tradicionalmente, la fabricación nunca ha sido compatible con una cultura de “trabajo desde casa”. Sin embargo, en la actualidad disponemos de una banda ancha rápida, video y telepresencia de alta calidad, lo que podría llevarnos a poder fabricar productos, administrar procesos e intercambiar datos a distancia.

 

Mantenimiento Predictivo

Son muchos los desafíos que plantean la nueva Industria 4.0, pero cabe destacar lo relacionado al mantenimiento predictivo ya que supone para las empresas una serie de ventajas como una mayor rentabilidad, reducción costes de mantenimiento y un aumento en la disponibilidad de activos. El mantenimiento predictivo permite a los proveedores de servicios externos ofrecer servicios con un mayor margen y menos riesgos; planificar y fabricar de forma dinámica reduciendo los tiempos de parada y proveer de datos a los operadores y proveedores con el fin de prever errores e implementar medidas preventivas.

Las empresas manufactureras tienen el desafío de aumentar la productividad al tiempo que producen productos personalizados de alta calidad en un entorno en constante cambio y demanda variable de los clientes. Cada día son más las empresas que reconocen a la Industria 4.0 como prioridad estratégica para convertir dichos desafíos en oportunidades.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso legal y la política de privacidad.
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.